No es tal como suena: ¿qué es la crisis de lactancia de los 3 meses y cuáles son sus signos?

crisis lactancia 3 meses header

La crisis de lactancia de los 3 meses tiene que ver con los cambios en la producción de leche materna y en la forma en que se alimenta el bebé. Esto puede confundir a la madre, debido a que:

  • Sus pechos se sienten blandos, ya que producen leche solo cuando el bebé succiona.
  • Pareciera que el bebé toma menos leche, ya que lo hace menos seguido y por menos tiempo, pero esto se debe a que es más eficiente succionando.
  • Asimismo, el bebé se ve más delgado, pero esto es propio de su crecimiento.
  • El bebé llora al mamar porque debe esperar unos minutos antes de que salga la leche, algo que antes no pasaba.
  • Además, el bebé ve y escucha mucho mejor a los 3 meses, por lo que se distrae con todo mientras se alimenta.

Ampliar el resumen.

crisis lactancia 3 meses resumen

¿Qué es la crisis de lactancia de los 3 meses?

La crisis de lactancia que ocurre a los 3 meses se debe a 2 cambios fundamentales: cómo se alimenta el bebé y cómo se produce la leche.

Estos cambios confunden a la madre y generan sensaciones negativas, pero se trata de un proceso normal.

La madre visualiza cambios en sus pechos y en la forma en que el bebé toma leche.

Esto lleva a pensar que no se produce una cantidad suficiente de leche para alimentar al bebé.

Asimismo, sienten que el bebé rechaza la leche, que no les gusta y que, básicamente, no quieren alimentarse.

Pero todo tiene una explicación, ¿estás preparada?

Signos de la crisis de lactancia de los 3 meses.

crisis lactancia 3 meses qué es

El bebé ya no pide leche tan seguido y toma por menos tiempo.

A los 3 meses, un signo de la crisis de lactancia es que el bebé pide pecho menos seguido que antes.

Sin embargo, esto puede explicarse porque el bebé ya es un experto tomando leche.

Por lo tanto, el bebé toma todo lo que necesita en una menor cantidad de veces y, también, en menos tiempo.

Pero es normal sentirse preocupada, porque el cambio es grande respecto a los meses anteriores, en que el bebé pasaba largo rato alimentándose.

menos seguido y menos tiempo

Por otro lado, el bebé se ve más delgado durante este periodo y, sumado a lo anterior, la preocupación se profundiza.

No obstante, es común que los bebés experimenten estos cambios a medida que crecen.

En consecuencia, su figura ya no es como la de antes, pero es algo completamente normal si no hay alguna enfermedad de por medio.

El bebé se distrae mientras se alimenta.

Otro de los motivos que se asocian a la crisis de lactancia de los 3 meses, es que el bebé se distrae mientras se alimenta.

Esto preocupa a las madres, ya que lo interpretan como un rechazo a la leche.

Además, si se suma a que el bebé mama por menos tiempo, la preocupación es entendible.

distracciones

Sin embargo, a los 3 meses la visión y audición del bebé llegan a un punto de maduración distinto.

Es decir, el bebé ve mucho más y mejor que antes, entonces el entorno le distrae, sin duda.

El bebé está viendo cosas que antes no veía y todo le parece atractivo, incluso mientras se alimenta.

Asimismo, los sonidos y ruidos del entorno también lo distraen mientras come y su atención se dirige hacia ellos.

En consecuencia, es común sentir que el bebé solo se alimenta bien mientras está dormido o somnoliento, especialmente durante la noche.

Cambios en la producción de leche.

cambios producción

Otro signo de la crisis de lactancia a los 3 meses es que las madres ven cambios en sus pechos.

En otras palabras, las madres sienten sus pechos más blandos y lo asocian a que producen menos leche.

Pero esto se debe a que el cuerpo se adapta a las necesidades del bebé y produce la leche en el momento mismo de la alimentación.

Por lo tanto, ahora los pechos no se llenan de leche hasta que el bebé empieza a succionar; comienza la ley de “oferta y demanda”.

crisis lactancia 3 meses por qué llora bebé

Esto puede provocar llanto en el bebé, ya que debe esperar unos 2 minutos para que salga la leche.

Aquí se produce un gran cambio; antes el bebé se ponía en el pecho y la leche estaba ahí, ahora debe succionar y esperar.

En consecuencia, esto no es por una crisis a los 3 meses, sino que es un proceso natural de la lactancia.

Asimismo, el bebé puede llorar por el hecho de tener que esperar, no porque rechace la leche o no le guste.

¿Cómo enfrentar la crisis de lactancia de los 3 meses?

cómo enfrentarla

Ahora que la crisis de lactancia de los 3 meses no es una crisis como tal, lo más importante es estar tranquila.

Por lo tanto, es fundamental no dejarse llevar por la gran cantidad de mitos que rodean a esta etapa.

En caso de dudas, lo mejor es buscar ayuda profesional y, de esta manera, descartar posibles enfermedades del bebé o problemas en la producción de leche.

La lactancia es un periodo fundamental y hermoso para una madre y su bebé; disfruta cada una de sus diferentes etapas.

WhatsApp chat