El problema no es con la leche: ¿qué son los brotes de crecimiento y cómo identificarlos?

brotes de crecimiento header

Los brotes de crecimiento son periodos normales de los bebés, en que su comportamiento habitual cambia temporalmente debido a que crecen y demandan más leche. Los bebés suelen estar irritables, con llantos y mal dormir por las noches. Los brotes de crecimiento ocurren a las 3 semanas, a las 6 semanas y a los 3 meses.


Ampliar el resumen.

brotes de crecimiento resumen

¿Qué son los brotes de crecimiento?

Son periodos normales en el crecimiento y desarrollo del bebé, en los que su organismo necesita más leche.

En consecuencia, el comportamiento habitual del bebé cambia producto de que siente hambre más seguido.

Asimismo, la demanda mayor de leche por parte del bebé hace que la madre aumente su producción para satisfacer este periodo de crecimiento.

qué son los brotes de crecimiento

Los brotes de crecimiento suelen ser fijos, es decir, a la mayoría de los bebés les ocurren en los mismos periodos.

Sin embargo, los bebés pueden vivirlos de distintas formas y algunos no manifiestan estos brotes de forma evidente.

Cambios en el bebé: ¿cómo identificar los brotes de crecimiento?

mayor demanda de leche

Mayor demanda de leche.

Durante los brotes de crecimiento, los bebés se muestran hambrientos la mayor parte del tiempo.

Por lo tanto, cambia la frecuencia en que demandan leche. Si una semana atrás pedía cada 2-3 horas, ahora podría hacerlo cada 30 minutos.

Es importante tener en cuenta que este comportamiento es habitual en los brotes de crecimiento y no se debe a que la madre produzca menos leche.

No abandones la lactancia ni la reemplaces por fórmula si no es estrictamente necesario.

cambios de comportamiento

Cambios de comportamiento.

Durante los brotes de crecimiento, es común que un bebé llore más, se le vea incómodo y tenso físicamente.

Como indica LetsFamily.es, algunos médicos señalan que los bebés podrían sufrir dolores musculares durante un brote, pero no se puede comprobar.

Sin embargo, la irritabilidad y el llanto pueden asociarse a la demanda de leche, ya que sienten hambre constantemente.

De todas maneras, estos cambios de comportamiento también pueden ser generados por enfermedades u otros motivos.

El apoyo pediátrico es fundamental para controlar el peso y la talla del bebé, detectar los brotes de crecimiento y descartar enfermedades.

cambios en el sueño

Cambios en el sueño.

Durante los brotes de crecimiento, los cambios en el sueño se pueden manifestar de 2 maneras:

  • Somnolencia constante: la hormona del crecimiento actúa mientras el bebé duerme.
  • Menos tiempo de sueño corrido: el bebé despierta seguido para pedir leche.

Estos cambios pueden manifestarse juntos, por separado o no presentarse.

Sin embargo, lo más importante es tener en cuenta que son manifestaciones normales de estas etapas.

¿Cuándo son los brotes de crecimiento?

  • 3 semanas después del nacimiento, más específicamente, entre los 17 y 20 días.
  • 6 semanas después del nacimiento.
  • 3 meses después del nacimiento. Además, en este periodo se puede desarrollar la crisis de lactancia, en que la madre ve cambios en sus pechos producto de que produce leche a demanda.
cuándo son los brotes de crecimiento

Por otro lado, se habla de los falsos brotes de crecimiento a los 4 y a los 8 meses.

A los 4 meses, los bebés muestran signos similares a los de los brotes de crecimiento, sobre todo por el mal dormir nocturno.

Sin embargo, como señala WaterWipesesto se debe a que se agregan dos fases de sueño superficial al dormir.

Además, a los 4 meses el bebé puede comenzar el proceso de dentición, el que puede generar cambios de humor e irritabilidad.

Por otro lado, a los 8 meses puede ocurrir que el bebé se angustie por la separación con los padres y muestra signos similares a los de los brotes de crecimiento.

Recomendaciones para enfrentar los brotes de crecimiento.

recomendaciones

En primer lugar, lo más importante es tener claro que estos procesos son normales en el desarrollo del bebé.

Por lo tanto, los cambios que muestra el bebé no se deben a que rechace la leche o a que la madre produzca menos.

Asimismo, es fundamental dar leche al bebé cada vez que pida, pero no forzarlo si no quiere. Esto podría provocar un rechazo al pecho.

Además, se recomienda dar leche al bebé en un lugar tranquilo, especialmente a los 3 meses, ya que sus sentidos están más maduros y suele distraerse con todo.

Para finalizar, el amor y el cuidado al bebé es lo más importante en esta y todas sus etapas, ya que no llora de mañoso ni despierta para interrumpir tu sueño; el bebé está creciendo y necesita más de ti.

WhatsApp chat