Qué síntomas tiene y cómo tratar la Dentición

Irritabilidad, problemas con el sueño, salivación intensa y malestar en general, son solo algunos de los síntomas de la Dentición: la aparición de los primeros dientes.

Las personas, y sobre todo los bebés, reaccionan de diferente forma a distintos tipos de enfermedades o malestares, ya sea por la gravedad o estado de la misma, o por la tolerancia o defensas que tenemos hacia ellas.

En el caso de los bebés, la única forma que tienen de expresar su malestar es con su llanto e irritabilidad, además de la sintomatología que acompaña a esos comportamientos.

Cuando hablamos de la Dentición y sus síntomas, es difícil generalizarlos ya que todos los niños empiezan a expresarse de diferente manera a la hora de que sus primeros dientes comiencen a aparecer. Cómo brotan y el dolor que padece cada niño es independiente.

Lo que sí podemos hacer, es darle relevancia a las típicas señales que la Dentición presenta, calmándonos a nosotros como padres y reduciendo el dolor y malestar en los más pequeños.

Entre los síntomas más destacados podemos ver la salivación intensa, inflamación y sensibilidad en encías, dientes que se asoman, irritabilidad, inquietud, problemas para conciliar el sueño, ganas incansables de morder todo tipo de cosas, rechazo a la comida y constante toqueteo de cara y oídos.

Lo bueno y lo malo de estas señales, es que su tiempo de duración también es variable. Éste puede durar tan solo unos días mientras le brota un nuevo diente, o meses, durante todo el periodo que dura la Dentición.

Hay varios casos, aunque son minoría, en que los síntomas de la Dentición, y la Dentición misma, pasan desapercibidos y no se manifiestan en el comportamiento del bebé, en ningún caso. Lo que le entrega una descanso adicional a los padres y familia del niño.

Se dice, según expertos, que al menos un tercio de los niños presenta uno de los síntomas anteriormente mencionados. O sea, al menos uno de cada tres bebés tendrá problemas para dormir, irritabilidad o salivación intensa. En cualquier caso, los problemas asociados a la Dentición pueden ser por otro factor, y por eso, siempre será necesario consultar a un especialista.

Por su parte, hay síntomas que no son atribuibles a la Dentición, aún cuando en muchos lugares se indique que sí lo son. Diarrea, fiebre y congestión nasal no estarían relacionadas con la Dentición ya que no hay una evidencia científica que lo avale ni experto que lo asegure. Por eso, ante cualquiera de estos síntomas -y que perduren por más de 24 horas- será siempre necesario consultar con un especialista en Pediatría.

Lo que hay que dejar en claro, es que estas señales como diarrea o fiebre, pueden ser consecuencia de la Dentición y de las señales anteriormente mencionadas. ¿Cómo? Si un niño presenta hinchazón en sus encías y comienza a meterse todo tipo de cosas en la boca, e incluso se las traga, los mismos gérmenes o “malos” elementos asociados a estas cosas podrían provocarle una diarrea e incluso fiebre. Sin embargo, aquellos síntomas son independientes y no serían parte de la sintomatología de la Dentición en sí.

¿Cuándo es momento de la Dentición?

En cuanto al momento en que los dientes deberían brotarle a tu bebé, por primera vez, también dependerá de cada caso en específico. Lo normal, según indican los expertos, es que sus primeros dientes aparezcan entre los seis y diez meses de edad. Sin embargo, pueden brotar incluso antes o mucho después.

Si notas que a tu hijo le están tardando mucho en salir sus primeros dientes (más de diez meses), pero el crecimiento del resto de su cuerpo y organismo es totalmente normal, no te preocupes. Asimismo, si ya tiene un año y medio y aún no le salen, será mejor consultar con tu especialista.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

WhatsApp chat